Políticas

¿Cuál es el marco político del sector en España?

La Ley 22/2005 establece el Impuesto Especial (IEH) para el GLP Automoción en España en 57,47 ¤/ton (El GLP, como hidrocarburo, se encuentra clasificado en la Ley 38/92 con el código NC 2711).

Uno de los objetivos principales de la Comisión Autogas de la AOGLP es lograr que las distintas Administraciones (estatal, autonómicas y locales) pongan en marcha ayudas e incentivos que permitan el desarrollo del mercado del Autogás, facilitando así a los ciudadanos el acceso a una tecnología limpia y económica.
La Comisión Nacional de la Energía destaca al Autogas como una buena alternativa frente a los carburantes convencionales y se reconoce el papel que juega para la consecución de diversos objetivos de las políticas comunitarias en materia de protección medioambiental.

Plan VEA 2016-2020

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo presentó el Plan VEA en julio de 2015, un plan de apoyo a los vehículos de energía alternativas que establecía una estrategia para los años 2016 a 2020, e incluía al Autogas como una de las energías alternativas por las que apostar. El Plan apuesta por la neutralidad tecnológica, apoyando a varios tipos de combustibles alternativos, con el fin de promover una movilidad sostenible general en beneficio de todos.

Según el Ministerio, el objeto del desarrollo de una estrategia integral de impulso al vehículo con energías alternativas en España es aunar los esfuerzos de los distintos departamentos ministeriales, con el fin de, en el marco de los desafíos energéticos y medioambientales asumidos por España dentro de la Unión Europea, favorecer una industria vinculada al desarrollo del sector de automoción de energías alternativas. La Estrategia de Impulso de Vehículos con Energías Alternativas se estructura en 5 líneas estratégicas y 30 medidas que cubren 3 ejes de actuación: la Industrialización, el Mercado y la Infraestructura.

Según aparece establecido en el Plan, el objetivo para el Autogas es contar con 250.000 vehículos GLP y 1.200 estaciones de servicio en 2020. Para ello, se establecerán planes de ayudas como se ha hecho a principios de 2016 con el Plan Movea, un plan de ayudas que incentiva la venta de vehículos alimentados por combustibles alternativos, dentro del Plan VEA. El Plan Movea se aprobó en Consejo de Ministros en diciembre de 2015 y se puso en marcha en febrero de 2016, con ayudas directas a la compra. En el caso del Autogas, se dieron ayudas de hasta 2.500 euros para turismos de Autogas, sumados a la ayuda de 1000 euros del fabricante. Los fondos para el Autogas se agotaron en menos de dos semanas.

¿Cuál es el marco político en Europa?

Dadas sus bondades medioambientales y su aportación a la diversificación energética, las instituciones europeas han venido abogando por el incremento en el uso de diversos carburantes alternativos a la gasolina y gasóleo de automoción, entre ellos, el AUTOGÁS.

En el ámbito europeo, a fin de favorecer una mayor penetración de este carburante en el entorno europeo, se están estandarizando procedimientos y aspectos técnicos relacionados con el AUTOGÁS.

Diversos países europeos como Francia, Italia o Reino Unido han implantado medidas específicas para el fomento del uso del AUTOGAS, implementando diversas medidas como:

Aplicación de impuestos especiales reducidos.

Exención parcial o total del pago del impuesto de matriculación.

Créditos fiscales por compra de vehículos propulsados por este combustible.

Subvenciones para la conversión de vehículos.

Incentivos para la adquisición de vehículos de flota y taxis, etc.

El Parlamento Europeo aprobó en 2014 la nueva Directiva Europea de Infraestructuras de combustibles alternativos, Directiva 2014/94/UE. La norma estableció que los Estados miembros de la UE tendrían dos años para diseñar una estrategia nacional de desarrollo de infraestructuras de suministro de combustibles alternativos, entre los que incluye al Autogas, para alinearse con los objetivos medioambientales de la UE.

Los objetivos marcados por la Unión Europea

Los objetivos medioambientales fijados por la UE para el sector de automoción se centran en 3 ejes:

  • Reducción de gases de efecto invernadero (mejora en el CO2).
  •  Mejora de la calidad del aire urbano (mejora en los contaminantes NOX y partículas)
  • y la necesidad de diversificar los combustibles destinados al transporte.

Estos objetivos están generando un nuevo enfoque y suponen para Autogas como carburante de automoción, una gran oportunidad de desarrollo. Autogas se puede almacenar de una manera semejante a los combustibles tradicionales, logrando autonomías equivalentes a la gasolina y diésel. Además debido a sus características y composición química, puede lograr reducciones sustanciales en emisiones de CO2, NOX y partículas.