Datos de interés

  • El gas licuado (GLP) tiene más de mil aplicaciones.
  • Por su flexibilidad, seguridad y por sus características medioambientales, el GLP se ha utilizado para encender la antorcha olímpica.
  • El gas licuado puede ser hasta cinco veces más eficiente que los combustibles tradicionales. Con ello, reduce el desperdicio de energía y hace un mejor uso de los recursos de nuestro planeta.
  • El gas licuado es más eficiente que la generación de energía a partir de gas natural canalizado, lo que lo hace ideal para viviendas y negocios en zonas rurales.
  • El GLP emite alrededor de un 20% menos CO2 que el fueloil de calefacción y un 50% menos que el carbón.
  • El GLP ayuda a reducir las emisiones de una vivienda típica en 1,5 toneladas de CO2 al año, es decir, alrededor de un 25%.
  • El gas licuado contamina el aire menos que el gasóleo, el fueloil, la madera o el carbón.
  • El 60% del GLP se genera durante la extracción de gas natural y solo un 40% durante el refinado de petróleo. Por ser un producto secundario natural, si no lo utilizamos, se pierde.
  • El volumen del GLP es 274 veces menor en estado líquido que en estado gaseoso.
  • El GLP se clasifica entre las dos opciones energéticas más eficientes en un amplio espectro de configuraciones tecnológicas.
  • El gas licuado se sitúa sistemáticamente entre las opciones más eficientes para calentar agua en todas las regiones examinadas.
  • Un horno de gas licuado puede calentar el aire hasta 25 grados más que los que utilizan otros combustibles fósiles.
  • En la India, el gas licuado emite un 60% menos de gases de efecto invernadero que las cocinas eléctricas, un 50% menos que algunas cocinas de biomasa y un 19% menos que las cocinas de queroseno.
  • El GLP resulta extremadamente versátil y transportable. Puede transportarse por mar, por ferrocarril o por carretera.
  • Se encuentra disponible en una gran variedad de opciones de envasado y almacenamiento y llega hasta los lugares más remotos.
  • El gas licuado también ayuda a reducir las emisiones de hollín, que suponen la segunda contribución en importancia al calentamiento global y que, además, son causa de problemas de salud graves.
  • A día de hoy, el autogás es el carburante alternativo más utilizado en el sector de automoción, con más de 25 millones de vehículos en todo el mundo.
  • En Europa, más de 15 millones de vehículos circulan con Autogás. Actualmente es el combustible alternativo más utilizado en la región.
  • El Autogás emite un 50% menos de monóxido de carbono, un 40% menos de hidrocarburos y un 35% menos de óxidos de nitrógeno que la gasolina. Además, su potencial de formación de ozono es un 50% menor.